my_cover_image

image

Puerto y silueta de la ciudad

image

Iglesia de San Pedro

image

INTRODUCCIÓN

¿Cuándo comienza la historia de Rostock? – ¿Y por qué comienza precisamente aquí?

El 1218 se considera la fecha conocida más temprana de su condición de ciudad. Roztoc – nombre eslavo de la ciudad que significa »ensanchamiento del río« – ya apunta a los beneficios de las condiciones geográficas: la desembocadura del río Warnow en el Mar Báltico - con la posibilidad de paso a los países escandinavos. Aunque no es de extrañar que mucho antes de que la ciudad fuese fundada, aquí ya había empezado su historia con un asentamiento humano. A qué año se remonta este hecho, nadie lo sabe.

El rostro de la ciudad de hoy ha sido recuperado estéticamente, maquillado y decorado en repetidas ocasiones. Las arrugas más antiguas en las paredes de ladrillo de las iglesias tendrán unos 700 años.

A lo largo de su historia, Rostock tuvo mucha suerte en dos ocasiones. En la Edad Media la ciudad llegó a ser miembro de la Liga Hanseática y por ello llegó a enriquecerse en gran medida - el primer golpe de suerte. Las enormes iglesias góticas son la prueba. La mayor y más importante, la St. Marien (Iglesia Santa María), hasta hoy símbolo de la conciencia hanseática, fue construida a partir de 1290 de modo espectacular siguiendo el modelo de la iglesia de Lübeck que lleva el mismo nombre. Sin embargo, la parte más antigua de Rostock se encuentra al este de la ciudad, en la colina en la que despunta la iglesia Petrikirche (iglesia de San Pedro). Iconos de su tradición medieval son también las puertas de la ciudad – se han conservado cuatro de las antiguamente 20 puertas y torres existentes. La antigua muralla se extiende hasta una considerable longitud de casi dos kilómetros. Aunque hoy en día su conquista resulta bien fácil, gracias a sus abundantes entradas y discontinuidades.